Uncategorized

Papá, mamá, no estoy en el Top10

Algunos padres me preguntan que decir a sus hijos cuando salen convocatorias o rankings  deportivos en edades tempranas y sus hijos no están en ellos, o si estaban pero ahora no…

Actualmente tenemos mucho acceso a la información, quizás a veces en  exceso. Tener deportistas pequeños que son capaces de hacer determinadas cosas a nivel deportivo no significa que sean profesionales o que sepan manejarse en un mundo de adultos.   ¿Cómo ayudamos a nuestros hijos/as, o deportistas a gestionar esto? ¿Cómo llevan el sentirse expuestos a la opinión pública  (o de redes sociales) siendo alevines, infantiles…, incluso juniors? ¿que la gente hable, opine, juzgue con, vamos a pensar,  “buena intención” todo lo que hacen?. Los deportistas leen y ven  sus éxitos y “fracasos”, a veces ellos mismos lo cuentan, otras veces se lo encuentran.  Nos olvidamos muchas veces que el deporte de competición en edades tempranas sigue siendo formación, cuando a los adultos o entorno del deportista  se nos olvida esto tenemos un problema bastante grande. Hacer comentarios y criticar es gratis, pasa y seguirá pasando, pero a las personitas que lo reciben les afecta de diferentes maneras.

¿Alguien se ha parado a pensar que pasa cuando un deportista de edad temprana lo gana todo y después por la razón que sea, deja de hacerlo,  como se siente? ¿y si todo el mundo habla de esto? o peor aún, ¿nadie le pregunta y es como si no hubiese existido? .¡Y pasas de tener 2000 seguidores a 500!. Es importante ponernos en la piel de los deportistas y ajustar las expectativas a cada edad como corresponde.

Si nuestro hijo/a llega a casa con la noticia de “no estoy en la convocatoria, en la selección, en el equipo, en el ranking, en el Top”….¿qué hacemos?

  • Lo primero, seguimos siendo papá y mamá, por lo que somos su modelo de referencia, si yo hago un drama y lo veo injusto y no como y no duermo, nuestro hijo/a hará lo mismo.  En el deporte y en la vida antes o después hay frustraciones, cuanto antes aprendamos a gestionarlas mejor.
  • Una vez analizado como me sientan a mi como padre/madre estas noticias, acuérdate que el protagonista es el/ella, por lo que hay que estar para el/ella. Escucha que ha pasado, lo que cuenta….
  • Sugerirle o ayudarle a buscar  entre los dos o tres, que cosas se pueden mejorar, animarle  y ayudar a que se tranquilice. Enfocar  que en esta edad es importante que aprenda y que se divierta. Evita utilizar la frase “No pasa nada“… es demoledora para los deportistas, ya que para ellos “si pasa”.
  • Decirles que les queréis. Aunque esto se da por hecho, a veces los deportistas se sienten confusos: “si ven que ir a una concentración X por ejemplo, os hará muy felices, ¿que pasa si no lo consiguen….?”, probablemente tendrán miedo de haberos decepcionado.
  • Invítale a que lo hable con su entorno deportivo, con su entrenador sobre todo.

Estas son las cosas que dependen de vosotros; intentar ayudar a vuestro hijo/a a tolerar la frustración, a manejarse en este mundo, a que hacer cuando por redes reciben críticas, animarles, tranquilizarles cuando toca y quererles mucho por lo que son, no por lo que pueden conseguir o no.

Recordad, son deportistas y sobre todo PERSONITAS.

Anuncios