Uncategorized

Papá, mamá, no estoy en el Top10

Algunos padres me preguntan que decir a sus hijos cuando salen convocatorias o rankings  deportivos en edades tempranas y sus hijos no están en ellos, o si estaban pero ahora no…

Actualmente tenemos mucho acceso a la información, quizás a veces en  exceso. Tener deportistas pequeños que son capaces de hacer determinadas cosas a nivel deportivo no significa que sean profesionales o que sepan manejarse en un mundo de adultos.   ¿Cómo ayudamos a nuestros hijos/as, o deportistas a gestionar esto? ¿Cómo llevan el sentirse expuestos a la opinión pública  (o de redes sociales) siendo alevines, infantiles…, incluso juniors? ¿que la gente hable, opine, juzgue con, vamos a pensar,  “buena intención” todo lo que hacen?. Los deportistas leen y ven  sus éxitos y “fracasos”, a veces ellos mismos lo cuentan, otras veces se lo encuentran.  Nos olvidamos muchas veces que el deporte de competición en edades tempranas sigue siendo formación, cuando a los adultos o entorno del deportista  se nos olvida esto tenemos un problema bastante grande. Hacer comentarios y criticar es gratis, pasa y seguirá pasando, pero a las personitas que lo reciben les afecta de diferentes maneras.

¿Alguien se ha parado a pensar que pasa cuando un deportista de edad temprana lo gana todo y después por la razón que sea, deja de hacerlo,  como se siente? ¿y si todo el mundo habla de esto? o peor aún, ¿nadie le pregunta y es como si no hubiese existido? .¡Y pasas de tener 2000 seguidores a 500!. Es importante ponernos en la piel de los deportistas y ajustar las expectativas a cada edad como corresponde.

Si nuestro hijo/a llega a casa con la noticia de “no estoy en la convocatoria, en la selección, en el equipo, en el ranking, en el Top”….¿qué hacemos?

  • Lo primero, seguimos siendo papá y mamá, por lo que somos su modelo de referencia, si yo hago un drama y lo veo injusto y no como y no duermo, nuestro hijo/a hará lo mismo.  En el deporte y en la vida antes o después hay frustraciones, cuanto antes aprendamos a gestionarlas mejor.
  • Una vez analizado como me sientan a mi como padre/madre estas noticias, acuérdate que el protagonista es el/ella, por lo que hay que estar para el/ella. Escucha que ha pasado, lo que cuenta….
  • Sugerirle o ayudarle a buscar  entre los dos o tres, que cosas se pueden mejorar, animarle  y ayudar a que se tranquilice. Enfocar  que en esta edad es importante que aprenda y que se divierta. Evita utilizar la frase “No pasa nada“… es demoledora para los deportistas, ya que para ellos “si pasa”.
  • Decirles que les queréis. Aunque esto se da por hecho, a veces los deportistas se sienten confusos: “si ven que ir a una concentración X por ejemplo, os hará muy felices, ¿que pasa si no lo consiguen….?”, probablemente tendrán miedo de haberos decepcionado.
  • Invítale a que lo hable con su entorno deportivo, con su entrenador sobre todo.

Estas son las cosas que dependen de vosotros; intentar ayudar a vuestro hijo/a a tolerar la frustración, a manejarse en este mundo, a que hacer cuando por redes reciben críticas, animarles, tranquilizarles cuando toca y quererles mucho por lo que son, no por lo que pueden conseguir o no.

Recordad, son deportistas y sobre todo PERSONITAS.

Anuncios
Uncategorized

EXÁMENES, CONCENTRACIONES Y COMPETICIONES…¡AGH!

Llega este momento en noviembre que todos los deportistas “temen”. Empiezan a juntarse las concentraciones, los exámenes de evaluación y algunos campeonatos importantes. El día tiene 24 horas y a veces nos hacen falta más. ¿Cómo podemos organizarnos? Esta es precisamente la clave, ORGANIZARNOS.

Algunas pautas….

-Primero, revisa bien todos las fechas de exámenes, competiciones y concentraciones y escríbetelo en tu agenda/móvil.

-Una vez realizado esto, haz una lista de todos los trabajos que tienes que hacer, cuadernos que entregar, libros que leer….. la clave es que lo escribas ya sea en el móvil o en tu agenda, ya que si no lo escribes se quedará en tu cabeza dando vueltas y ocupando espacio, y probablemente alguna cosa se te olvide.

-Organízate cada día, aprovechando los fines de semana para poder estudiar o días festivos.

-Haz todo lo que puedas en el día a día, sobre todo asignaturas de ciencias, lengua… te ayudará a seguir el ritmo de las clases. Si estás muy cansado, quizás ese día tengas que estudiar haciéndote más esquemas (para no caerte dormid@ en el cuaderno)

– Si estas durmiendo poco, o menos de lo habitual, coméntalo con el entrenador, es importante que él lo sepa.

-Tu estado de ánimo puede verse algo afectado en estos días. El agobio o simplemente “el tener que hacer tantas cosas a la vez” nos puede transformar en hijos, alumnos, amigos, deportistas…más irritables o irascibles, llegando a veces a contestar o poner malas caras a la gente que  más cerca tenemos. ¡Ojo! con esto, no queremos quedarnos “solos“, así que “avisa a tu entorno” que estás un poco agobiad@ pero que estás bien, para que te den un poco de espacio, o que  no se asusten si estas seri@. Si la lías en algún momento, habla con tu entorno para que sepan que te está pasando.

-Intenta sacar las “mejores notas posibles” siendo realistas en  este 1º trimestre, ya que el segundo normalmente está más cargado de concentraciones y de competiciones importantes, así la media del curso no sufrirá mucho.

-Una vez que tengas las notas del 1º trimestre,  ya sabes como corrigen los profesores y como hacen los exámenes, entonces es la hora de revisar asignatura por asignatura y valorar con el calendario deportivo si de alguna materia tienes que cambiar algo, estudiar de forma diferente o dedicarle más tiempo.

-Si te organizas bien, rendir en  deporte y estudios será más fácil. Centrarse en un único aspecto no significa que te saldrá mejor. ¡Estudios y deporte es un buen tándem!

Más info: informacion@stpsicologia.es

Sandra Tabasco