Uncategorized

Me quedé fuera….

Si eres deportista de alto nivel alguna vez te habrás quedado “fuera” de algún sitio, una concentración, un campeonato, una beca…y como todo el mundo dice, ” Esto es deporte, el deporte es así…“.  Ya lo sabemos, pero eso no quita que cuando sucede no me lleve un tiempo asimilarlo. Cuando llevas tiempo preparando un objetivo, toda tu vida gira prácticamente en torno a ese objetivo, comes, duermes, te relacionas e incluso respiras en función de aquello que quieres conseguir. Da igual que estemos preparándonos para unos juegos olímpicos, para unos nacionales o para los de tu barrio, la sensación de frustración e impotencia que sientes es igual, o muy parecida, eres el protagonista de tu propia historia, nadie lo pasa peor que tu cuando no consigues un objetivo.

Cuando te quedas fuera tenemos que elaborar un sentimiento de pérdida, algo que queríamos y deseábamos lo hemos perdido, incluso antes de si quiera tenerlo. ¿Qué pasa entonces? en principio te quedas  en shock;  ¿que ha pasado?, no sabes como ha sucedido pero solo sabes que se acabó, que aquello por lo que te has ilusionado y esforzado durante tanto tiempo no va a pasar. Después podrás enfadarte contigo mismo, con tu entrenador, con la federación o con el mundo en general, o te pondrás triste, asumiendo lo que has perdido. Puedes estar irritable, enfadado, apático, alegre, aliviado…o todo junto y a la vez. Todo esto es normal.

No intentes creerte que ” no pasa nada”, SI PASA, cuanto más grande el objetivo y más esfuerzo y dedicación puedes tener mayor frustración, decepción..¡?¿?., pero sí es verdad que el mundo no se acabará, tu familia y tus amigos no dejarán de quererte y el techo de la instalación no se caerá. Pasará un tiempo hasta que tu cabeza empiece a asimilar lo que ha pasado y empieces a ver las cosas con un poco de distancia para poder ver que ha sucedido, en que nos hemos podido equivocar, asumir responsabilidades y consecuencias,  que tenemos que cambiar o mejorar… siempre pensando en lo que dependa de ti, y revisar objetivos, cambiarlos….y analizarás que has aprendido en todo este proceso.

¿Cuanto dura esto? Días, semanas, meses…depende de cada uno, de la capacidad para tolerar la frustración y sobreponerte, afrontar situaciones, buscar soluciones  y de la gente que te rodea y sobre todo de la importancia que tu le des.

En todo este proceso, la gente de tu alrededor,  las redes sociales, la prensa, el vecino…. harán comentarios y críticas,  algunos te servirán y otros no. Acuérdate que hacer críticas y hablar es gratis, no cuesta nada. Otra cosa es que hacemos nosotros con esas críticas y comentarios. Cada uno expresa su enfado o su tristeza de una forma diferente, pero procura no ser impulsivo y busca de que forma esas críticas puedes convertirlas en constructivas, y si no..aprende a apartar aquellas cosas que no te ayudan a sumar.

Háblalo con tu entrenador, familia, amigos…es bueno que pongas en voz alta tus pensamientos, miedos, preocupaciones, decepciones….

A partir de aquí,  a trazar un  nuevo plan de acción, nuevos objetivos personales, deportivos, académicos…

Así que si te quedas fuera de Rio 16, del Mundial, del Europeo, de la Comen, del Campeonato de España, de tu comunidad, o de la liga de tu barrio…enfádate, ponte triste, llora, pataleay vuelve a la carga, amplia objetivos y sigue luchando por lo que quieres. Pero eso sí, siéntete MUY ORGULLOSO/A por luchar hasta el final por lo que tu quieres, por esforzarte y luchar en la vida por aquello que deseas. Puede que te quedes fuera de un competición o de la Gran Competición, pero lo que estas aprendiendo  a nivel personal  te valdrá y servirá para toda tu vida, (esto último quizás ahora no lo entiendas, pero lo harás con el tiempo.)

Felicidades a todos aquellos que conseguís vuestros objetivos, y felicidades a aquellos que seguís luchando cada día por conseguirlo.

Sandra Tabasco

http://www.stpsicologia.es

Anuncios