motivación, Uncategorized

¡No tengo confianza! No la encuentro por ninguna parte…y eso que desayuno con mi taza “Tu puedes con todo”

Últimamente se escucha mucho esta frase… parece que la confianza es la pócima mágica que todos estamos esperando que nos regalen para que las cosas nos salgan como queremos. Párate un momento a pensar que es LA CONFIANZA para ti.

Es una palabra que tiene mucho poder, pero también puede limitarte. A ver si te suenan estas frases… “no me salió bien el partido porque no tengo confianza”, “no subo este salto a 10 porque no confio y tengo miedo”,” el entrenador no confía en mí y no me saca”, “los jueces no me puntuarán bien”, “nado mejor las pruebas de relevos porque confio más en mis compañeros”..etc. ¿te suenan? ¿estos pensamientos te acercan o te alejan de tus objetivos?

La confianza no te la regalarán, hay que trabajarla. Has pensado alguna vez ¿En que se basa tu confianza?¿Qué te da seguridad? Piénsalo.

Aquí te dejo algunas preguntas para que puedas reflexionar y apuntar todas aquellas respuestas que creas que te pueden servir, si luego las ves escritas y las lees con el tiempo…te harán sentirte bien y te ayudaran  a alcanzar tus objetivos.

  • Como deportista ¿qué te hace confiar en ti? ¿Qué cosas haces bien?
  • ¿Cuántas cosas has superado en tu vida y cómo lo has hecho? ¿Las dificultades te han hecho más fuerte?¿en qué lo notas? (Saca siempre los aprendizajes y la parte constructiva y busca cosas que dependan de ti)

Sigue pensando las siguientes preguntas…

  • ¿Qué cosas te hacen ganar seguridad en el entrenamiento? y ¿Qué te hace ir seguro a una competición?
  • ¿Qué cosas haces bien en el entrenamiento? y, ¿en tu día a día?, fíjate en aquellas cosas que vas mejorando, no solo en “todo lo que tienes que mejorar y aprender todavía”.
  • ¿Cuáles son tus puntos fuertes como deportista? ¿y como persona? Recuerda que eres EL MISM@.

Borra la palabra confianza y trabajemos con las cosas que nos dan seguridad, esto  se entrena todos los días. No te quedes con ” mi confianza se tambalea, la he perdido o no tengo muchísima...”,  tradúcela, concreta que significa para tí, cuídate y empieza a verte de una manera más  positiva y justa contigo mismo/a,  fijándote en los pequeños detalles y cositas que vas consiguiendo en el día a día.

Sandra Tabasco

http://www.stpsicologia.es

Anuncios
motivación, Uncategorized

¡EMPEZAMOS LA TEMPORADA!

Prácticamente todos los deportes empiezan ahora la temporada. Para algunos las vacaciones han sido largas, para otros muy cortas, pero septiembre está aquí y toca ponerse manos a la obra.

La temporada empieza como todos los años, con ganas, con ilusiones, nuevos objetivos, nuevas dificultades, cambios de entrenador, cambios de categoría, cambios de sitio de entrenamiento…y llegan las famosas agujetas de principio de temporada…¿no?

En la pretemporada es bueno que te pienses cuales son tus objetivos, como crees que puedes llegar a conseguirlos, que dificultades se pueden plantear y que soluciones puedes encontrar. También el analizar que cosas quieres mejorar o cambiar de la temporada pasada te ayudará a mejorar y crecer deportivamente, ya sea en entrenamiento o en competición. Al igual puedes hacerlo si piensas en la organización estudios-deporte. ¿Qué te fue bien el año pasado? ¿qué mantienes y que cambias? Ten en cuenta que los cambios de categoría implican mayor exigencia en cuanto a horarios/ entrenamiento, al igual que avanzar en los cursos académicos….y para no hacer piruetas durante la temporada…¿cómo te puedes organizar desde el principio? ( si necesitas ayuda en técnicas de estudio descárgate nuestro folleto: aquí)

Todo esto, es importante que lo reflexiones TU INDIVIDUALMENTE, que pienses en tus objetivos, en aquello que quieras conseguir esta temporada,  siendo realista, teniendo en cuenta los objetivos cumplidos de la temporada pasada, para que luego puedas ponerlo en común con tu entrenador. Recuerda que es muy importante que tanto deportista como entrenador ¡tengáis el mismo objetivo de trabajo!

Aquí te dejo una hoja de trabajo; si lo piensas y lo escribes lo verás con más facilidad, y luego podrás repasarlo durante la temporada.

EOSandra Tabasco

http://www.stpsicologia.es

motivación

¿QUE TE HACE LEVANTARTE CADA DIA A LAS 6.00 am PARA IR A ENTRENAR?

Buena pregunta ¿no? (En la universidad  mis compañeros me la hacían..no entendían que me llevaba a levantarme a esas horas para estar metida en una piscina.)

Ante esta pregunta son muchos los deportistas que tienen clara su respuesta, ” quiero conseguir ser campeón olímpico, quiero bajar mis marcas, quiero ser el mejor, me apasiona lo que hago, este deporte es mi vida, quiero mejorar, para poder ir a estudiar después…”, otros en cambio no lo tienen tan claro, no se han parado a pensarlo nunca  o simplemente lo hacen sin más porque llevan semanas, meses, o años haciéndolo.

¿ Que pinta ” la   Rutina” en todo esto?

Estamos en la época donde los mensajes que recibimos acerca del “ por qué y el para qué ” hacemos las cosas cada vez es más “positivo y motivador“, es decir, parece que todos los días tenemos que levantarnos a perseguir nuestro sueño, donde cada día tienes que levantarte con las cosas muy claras, también  saber  que vas hacer hoy para estar más cerca de tu objetivo, “no se puede desfallecer” , “ni dudar en si lo conseguiré o no”, no hay que mostrarse “débil“, todos los días hay que leer una frase superhiperpositiva además para conseguir mi sueño, porque “si me lo propongo.. lo consigo….”.Pues os habréis dado cuenta que hacer esto todos los días  si  es que alguien lo ha intentado es agotador. Mantener este nivel de motivación superpositiva todos los días es difícil, porque los días en que nada sale como te propones existen, por mucho que tu te digas frases o intentes luchar contra viento y marea. La actitud es importante y  la motivación es algo más que ver vídeos o leer frases. La motivación se crea día a día, y cada día, semana o mes varía… es imposible que durante una temporada siempre estés en el mismo nivel de motivación.

La motivación varía en función de muchas cosas y del momento de la temporada en el que estemos, no es la misma motivación que tienes en pre-temporada que antes o durante un campeonato de España. Los resultados que estés teniendo, la relación con tus compañeros y tu entrenador, si tienes o no exámenes, si hay algún problema familiar…todo esto juega un papel importante y te puede influir más o menos a la hora de ir a entrenar.

Como deportista,  ¿Te conoces bien? ¿ De que depende que vayas o no cada día a entrenar mas o menos motivado? ¿Eres capaz de  entrenar y  dar el 100% aunque no sea tu mejor día? ¿ Te motivas siempre para ir a entrenar pensando en las competiciones o pensando en tus objetivos de entrenamiento, o en los pequeños detalles o en nada de nada? 

Poco a poco te irás conociendo cada vez mas. NO tengas prisa, deja que cada cosa pase a su tiempo. Como adolescentes muchas veces intentamos y queremos que las cosas salgan ya, es decir, HOY, y a veces no entendemos por que no estoy tan motivado, estoy apático e irascible en casa ( tus padres no tienen la culpa, no lo pagues con ellos), no salen las cosas….

¿Que hacer? Puedes empezar por entender en que momento de la temporada estas, si se ha acabado un ciclo ( de invierno, por ejemplo), o llevamos 6 meses de temporada con mucha competición,  es normal que te cueste volver a entrenar; hay que reajustar objetivos,” volver ”  a entrenamientos duros…por que ahora toca “entrenar”, no tanto competir. ¿ Es normal que tu motivación sea diferente? ¿ Aunque quieras estar super- hiper- motivado? Es la actitud ante el entrenamiento la que te va a ayudar a intentar “salvar el entrenamiento” y no pensar..” como estoy de bajón  o no estoy motivado..paso”.

Ahora es momento de plantearse objetivos de entrenamiento, cuidar los detalles, planificar las concentraciones y los múltiples exámenes, e intentar ser positivo y animarnos. Es momento de confiar en el grupo de entrenamiento, que son mis compañeros, animarnos los unos a los otros, hablar con tu entrenador de como te sientes, apoyarte en tu familia, leer alguna frase positiva y si estoy cansado o de bajón…buscar soluciones, no hacer un drama nacional por un mal entreno, un mal examen,  o no tener ganas… pasará. El día tiene 24 horas..eso es lo bueno.

Busca en tu RUTINA de cada día la motivación que necesitas en cada momento de la temporada, ¿estamos en el momento de ENTRENAR para competir? ¿ O en que momento estas?

Sandra Tabasco Carretero

http://www.stpsicologia.es

motivación, Uncategorized

¿Estableces objetivos de entrenamiento?

Siempre que empezamos la temporada pensamos que nos gustaría conseguir y nos marcamos  objetivos. Eso esta bien, pero; ¿cuántos de esos objetivos son  una marca o un puesto? ¿son para un campeonato de mitad de temporada? ¿y después, hasta final de temporada? ¿cuántos de esos son solo un resultado? ¿Y cuántos de ellos dependen de ti?

Establecer un objetivo parece cosa fácil, “soñar es gratis”,  lo complicado viene cuando tenemos que pensar en el plan de acción para que ese objetivo se cumpla, y  que TENEMOS QUE HACER HOY  PARA CUMPLIR ESE OBJETIVO y seguir el plan que nos hemos marcado. 

Entonces,  para cumplir ese objetivo de “resultado”, que nos hemos propuesto, ¿qué tienes que hacer hoy? .

– Empieza a realizar una lista…

– Valora y piensa por cual podrías empezar, a nivel físico, técnico, táctico y psicológico.

– Establece unas prioridades, y márcalo como objetivo, eso sí, que dependan de ti.

– Fíjate semana a semana  como esos objetivos de entrenamiento van mejorando, ajústalos, y céntrate en ellos.  Si además los escribes, cuando pasen las semanas y lo veas,  te ayudará a ganar seguridad.  

Recuerda que todo aquello que pasa en una competición puedes intentar entrenarlo en el día a día. Por ejemplo, si en un campeonato de 4 días te cuesta ser constante, piensa,  ¿en el entrenamiento eres constante?.

Otro ejemplo; si en la competición te aparecen dudas y pensamientos negativos  de si lo harás bien o no, o si te cuesta luchar cuando vas  cansado…piensa,  ¿en el entrenamiento te pasa?. Todo esto se trabaja día a día. No creas que en la competición lo solucionarás sin haberlo trabajado y entrenado. Aprovecha las  oportunidades  que tienes para mejorarlo y aprender a gestionarlo, cuenta como objetivo.

Además, establecerte objetivos de entrenamiento ayuda a que tu motivación este más alta,  y ayuda a entrenar la atención y la concentración. En deportes monótonos ayuda a “combatir el aburrimiento en algunas partes del entrenamiento”.

Solo hay una forma de ver si esto te servirá… ¡PRUÉBALO¡

Sandra Tabasco.

http://www.stpsicologia.es