Uncategorized

Gestionar el éxito…¿Quién nos enseña?

Estamos acostumbrados a escuchar  la frase ” hay que aprender a gestionar el fracaso“, o más bien aprender a tolerar la frustración que sentimos cuando las cosas no van bien o no salen como nosotros queremos o esperábamos, pero ¿quién nos enseña a manejarnos con el éxito?  ¿qué hacemos cuando ganamos?

Pasamos mucho tiempo planeando objetivos y pensando qué podemos hacer para cumplirlos,  que va a pasar y como nos vamos a sentir si no se cumplen, pero… ¿y si se cumplen? ¿qué pasa en ese momento? ¿cambia algo?. Normalmente cambian muchas cosas; la felicidad nos invade ¿eternamente?,  nuestra percepción de lo que estamos haciendo y el sentido que le damos cambia, lo que empezamos a exigirnos después de ganar, la edad y la experiencia,  que más cosas haces a parte de ser “deportista”...son aspectos que influyen en como me voy a manejar en esta situación.

Nos suenan las palabras miedo a perder, pero ¿y el miedo a ganar existe? La contestación es si,  un deportista puede sentir miedo a ganar, más bien, miedo a lo que conlleva el ganar,  que a veces es más trabajo, más exigencia, no fallar, no decepcionar,  más popularidad, parece que siempre es más….parece que una vez conseguido algo, hay que seguir “no podemos bajarnos del carro“.  Nunca es suficiente. Las dificultades a veces no están tanto en conseguir resultados, sino en mantenerlos.

Cuando un deportista obtiene  resultados, no siempre esta preparado para saber que tiene que hacer después, ¿cuál es el plan?,  ¿y que pasa si deja de tener resultados? ¿cómo valoramos a esos deportistas? A veces se nos olvida que no son resultados, ni marcas, ni puestos… son PERSONITAS, que sienten, que tienen miedos, que cambian de opiniones… son más cosas a parte de superdeportistas de Márvel o DC Cómics.  Esto lo deberíamos  tener muy claro aquellos que  trabajamos o estamos en su entorno.  ¿Quienes ayudamos  a gestionar el éxito y el fracaso? Todos aquellos que le rodeamos; madres y padres,   entrenadores, clubes, federaciones, profesores, fisios, psicólogos….cada uno desde su rol tiene un papel importante, ya que como reaccionemos nosotros ante sus éxitos y sus “no tan éxitos” hará que el deportista cuente con nosotros o no cuando se encuentre de “bajón” o no entienda que le está pasando.

El deportista que obtiene resultados, no siempre estará maduro para asumir todo lo que esto conlleva, y no hablamos solo de edad biológica. Los responsables de ayudarle a gestionar el que  va a hacer cuando gana o pierde  somos aquellos que le rodeamos.

Es bueno  hablar, escuchar, poner límites si hace falta,  para que no se cree una burbuja en un micromundo de su deporte, que no deje de estar atento a lo que tiene que estar, ayudarle, orientarle y asesorarle es parte de lo que podemos hacer. Cuando surgen los problemas, las dificultades, las lesiones, los comportamientos no adecuados, los malos resultados, las “depresiones”  a  veces esa actitud por nuestra parte es lo único que puede mantener a flote a ese deportista, es decir, a esa PERSONA. Si en los momentos que más nos necesitan, miramos a otro lado, no mantenemos contacto con esa persona, o la excluimos…¿qué creéis que puede pasar? No es necesario estar las 24 horas del día, a veces vale con una llamada, o un mensaje, algo que vean que para el entrenador, federación, club…sigue siendo importante. Demuestra a tus deportistas que es importante para ti por sí mismo, no por lo que consigue o puede llegar a conseguir, no seas  “un fan cualquiera”  de esos ya probablemente tendrá .

 Algunas pautas  QUE PUEDEN SERVIRTE   con tus deportistas  para gestionar el éxito…

  • Fíjate en su estado de ánimo, ¿cómo le ves?. Revísalo cada cierto tiempo.
  • Ya hemos conseguido un objetivo, ¿y ahora que? Trabajo en equipo….que sepa que esto continua. Refuérzale por su trabajo sobre todo.
  • Antes de criticar  o castigar/ excluir a los deportistas y de decirles todo aquello que hacen mal,  primero habla con ellos, pregunta por que están haciendo lo que hacen, como se sienten con las medallas, las marcas, los resultados… que ha cambiado en sus vidas…. (Al final observamos que no siempre se habla con los deportistas de como llevan las cosas cuando han conseguido un gran objetivo o que implica haberlo conseguido).
  • Pregúntales cuales son las dificultades con las que se están encontrando desde que obtuvieron resultados, ya sean mediáticos, de expectativas del club, federación, familia, … y ayúdale a buscar soluciones. Normaliza y escucha.
  • Trazar un plan de trabajo, con objetivos de tarea (aquellos que no son resultados, pueden ser técnicos, tácticos…)
  • Enséñales a como manejarse con la prensa/ redes sociales…(y si no sabes, recomiéndale a alguien que le asesore)
  • Habla con él /ella de la importancia de mantener los pies en el suelo, las cosas no están hechas, hay que buscar retos diferentes que le motiven…
  • Ayudarle a buscar un plan B; estudios, posibles trabajos…
  • Localiza un psicólogo del deporte que pueda asesorarte de primera mano a ti y al propio deportista. Cuanto antes trabaje estos aspectos con un psicólogo del deporte más herramientas tendrá para gestionarlo, y más si SON MENORES DE EDAD Y JÓVENES.

Y sobre todo…. mira a la personita, no solo al deportista.

Cada uno tiene un papel… ¿cuál es el tuyo?

Si necesitas más info: informacion@stpsicologia.es

Sandra Tabasco

http://www.stpsicologia.es

.

Anuncios